espera de un positivo

…Si, hoy es mi cumpleaños, y es San Valentín y también hace un año que supe que estaba embarazada por tercera y última vez. Aquí os cuento como fueron esos minutos de feliz cumpleaños y de espera de un positivo.

La espera de un positivo

Esperas test en mano, tocando un vientre que tú ya notas cambiado. El tiempo pesa, pasa lento, piensas en el positivo, piensas en el negativo.

Te dices ¿dónde vas tú con otro hijo más?, ¿estás loca si hay días que parecen tener 60 horas? Pero quieres ver dos rayas en ese test, lo deseas con todas tus fuerzas y además crees, notas, sientes desde hace unos días que algo ha cambiado, que ya no estás sola.

Vuelves a mirar el reloj, falta un minuto, aún han pasado muchos días desde tu última falta, ¿qué nada? Aún no ha pasado ni un día, te tenía que venir la regla entre hoy y mañana. Repasas otra vez el calendario, chica qué impaciencia, ¿caben tres sillas en tu coche? ¿cuándo nacerá? ¿nombres de niño? ¿de niña? ¿y los hermanos? Van a alucinar, te dices…¿y los celos?…

No pensabas que fuera tan rápido, verás el papi, mujer tranquila, a lo mejor aún no estás y son cosas tuyas, o no, que ya es el tercero y ya sabes lo que se siente, bueno cada embarazo es diferente.

¿Cuántos años vas a tener cuando nazca? ¿36? Te vas a tragar dos test de Sullivan bonita, por esperar tanto. Y las analíticas, y las citas, y otra cesárea…y… y…venga 10 segundos…

Seremos familia numerosa, te ríes sola, te muerdes los labios, qué gusto volver a tener otro bebé en casa. Tu hijo mayor te dijo hace unos días que tenías leche otra vez, la pequeña no deja de meterte las manos en el escote. Cosas de mamíferos piensas, que no boba, cosas de niños, qué sabrán ellos si hace mil que se destetaron…

10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1…

El mejor regalo de cumpleaños de tu vida…dulce espera: la espera de un positivo.