Ayer publicaba estas palabras en Facebook al leer cómo una mujer escribía sobre la muerte de su prima en manos de su pareja, acompañaba su texto con una imagen de ella y se me heló la sangre…

Una mujer abrazada a sus dos hijas…como tú, como yo, como ella…tu mujer, tu hermana, tu amiga, tu madre, tú…así que dejo por aquí recogidas esas ideas, hoy sin su foto, porque no es por ella sólo…es por todas…

Pasas el fin de semana entre unas décimas, algún enfado, comida rica, tres voces más altas que otras, un rato de piscina, un paseo al sol, unos cuentos y pinceles, unas lágrimas que secar y 3 «sana sana»…y lees esto, y ves esos ojos dulces, esos 3 pares de ojos dulces y piensas que ojalá todos tus días sean como el de hoy, con tus alegrías y tus miserias, y das gracias al cielo o a quien sea, y miras a tus hijos y se te pone un nudo en la garganta joder…y piensas en esas niñas, en esas inocentes que han visto lo que nadie debería ver jamás, y no entiendes, ni juzgas, pero hasta llegas a rezar…y piensas en ella, ya no le dirán cómo me han dicho a mi este fin de semana:

«díjeme cariño»

«lo siento»

«¿me limpias?»

«Eres mi mejor madre del mundo mundial»

«ya acabé»

«no quiero más»

«ven conmigo»

«mamá»……