razones para portear

 

He dudado mucho en publicar este post y el vídeo que va al final…así que voy a explicarme…

Estamos celebrando estos días la I Semana Europea del Porteo, hay iniciativas por toda Europa para dar visibilidad a esta corriente, multitud de fotos en Instagram, hashtags por todas partes y reflexiones calladas algunas, y de viva voz otras sobre por qué se portea…Lo cierto es que a veces estas reflexiones llevan a polémicas, a posiciones blancas o negras y a justificaciones.

No soy yo mucho de justificar lo que hago mas que ante los más íntimos, pero parece que en esto de la maternidad tuviéramos que tener una «información fiable» «base científica que sustente» «argumentos sólidos» en la mochila junto a los pañuelos y las barras de arnica por si a alguien se le ocurre preguntarnos o rebatir nuestra decisión de: ………………………………. (Podéis poner aquí todas esas cosas que unas familias hacen y otras no) y con el porteo pasa un poco lo mismo, parece que más allá de disfrutar del placer de criar a nuestros peques bien cerquita, tuviésemos que tener argumentos de peso a favor o en contra.

Así que hoy os dejo un vídeo muy especial, lo hice embarazada de mi tercera hija, como parte de las tareas de mi formación como asesora de porteo y las indicaciones eran expresamente que utilizásemos un «portabebés no ergonómico», por eso veréis en el vídeo lo que se suele llamar una mochila «colgona» en este caso más vieja que la picor.

En honor de todas esas madres que dicen «yo empecé con una colgona» porque lo que querían era sentir a sus peques cerca, porque creemos que el porteo es sobre todo cercanía, contacto y amor: va por ustedes.

PD: Evidentemente NO recomiendo el porteo no ergonómico…¿se ha entendido no? Para muestra un botón