consejos lavado portabebes

Sí, lo sé, llevas un mes mirando mochilas por internet, preguntas aquí y allá, te asesoras, por fin hay una que te entra por el ojo y…

via GIPHY

Clickaste en comprar y te va a llegar en 48 horas…¡por fin! Justo el miércoles tienes que hacer un recado y sería genial que llegase por la mañana, así la estrenas y pruebas a ver si a tu bebé le gusta más ir así que en el carrito. El día en cuestión te duchas a las seis de la mañana no vaya a ser que toquen al timbre y no lo oigas, te posicionas detrás de la puerta y esperas ansiosa toda la mañana hasta que lo ves aparecer:

via GIPHY

vNo cabes en ti de gozo, abres el paquete y aún es más bonita al natural que en la web donde la compraste, risas y más risas, revisas que venga todo, miras el reloj, ya casi es la hora de salir, vas a por tu bebé, repasas en tu cabeza todos los vídeos que has visto de cómo colocar una mochila y….STOP!

via GIPHY

Las mochilas, igual que el resto de los portabebés y en general las cosas de bebés, necesitan ser lavadas antes de su primer uso, así podrás eliminar el polvo que tenga de la fabricación y el almacenaje, comprobarás si destiñe y ayudarás a que se asienten las fibras y las correas y cierres se deslicen y funcionen mejor.

via GIPHY

Pero empieza por el principio: leer las instrucciones del fabricante.

via GIPHY

Sí, ya sé que puede parecer una perogrullada, pero algunos tejidos, sobre todo cuando hay mezclas, tienen características especiales y el fabricante te indicará la temperatura máxima de lavado, si se puede utilizar o no secadora…pero te dejo unas recomendaciones generales:

  • Utiliza un lavado corto, , sin apenas detergente y nada de suavizante, incluso puedes solo remojarla en agua, a mano, con un chorrito de vinagre y ya está, los productos que utilicemos van a ser babeados y tocados por nuestros peques, así que tenlo en cuenta.

via GIPHY

  • Si tienes, mete el portabebés en una malla de lavado, así evitarás roces y enganches con el tambor de la lavadora.

via GIPHY

  • Abrocha los enganches antes de lavar, y en el caso de portabebés con anillas, protégelas con un calcetín.

via GIPHY

  • Si con el uso, tiene alguna manchita pequeña que se pueda lavar a mano, adelante, con un poquito de agua y un trapo húmedo, incluso un cepillo de cerdas suaves, a veces es suficiente:

via GIPHY

  • Y por último, procura tender tu portabebés en horizontal si es posible, y sin que le de la luz del sol directamente para que no se coma el color de los tejidos.

via GIPHY

  • Ahora tu portabebé ya está listo para estrenar…así que ¡feliz porteo!

via GIPHY